EN LUCHA, POR MIRASAL

Esta semana estalló una nueva problemática en el sector petrolero. La empresa de servicios Mirasal anunció que estará trabajando para YPF solo hasta mediados de enero. Luego, otras 4 firmas tomarán su lugar. Por el fin del contrato con la petrolera estatal, Mirasal debe rescindir el vínculo laboral con alrededor de 300 personas. Se trata de 91 choferes de camiones más trabajadores de la construcción y petroleros.

El sindicato decidió acompañar la lucha de los empleados y buscar que se garantice la continuidad de los puestos laborales. YPF sostiene que las nuevas empresas contratistas absorberán al personal, pero para los gremios no hay seguridad de que todos los compañeros conserven su fuente de trabajo.

Ayer por la mañana se confirmó lo anticipado por las autoridades de Mirasal. Llegaron los telegramas de pre-aviso a todo el personal allense. Los empleados decidieron comenzar una protesta para pedir que la empresa siga en actividad, con sus actuales trabajadores. El reclamo se dio en las puertas de la planta de Mirasal y allí confluyeron trabajadores y familiares. Camioneros Río Negro fue parte de la manifestación. Por la tarde hubo una multitudinaria movilización por las calles de Allen. El personal marchó a pie, en los camiones y también en la maquinaria de Mirasal. Volantearon la ciudad con panfletos que tenían el lema “Mirasal no se va”. Fue un claro mensaje del impacto del posible cierre de la empresa y de la importancia de la mano de obra local.

La marcha recorrió la Av Roca y pasó por Eva Perón, con una parada frente al municipio de Allen. Luego siguió por Alem hacia San Martín y regresó por Av Roca hacia el acceso Bilo. La movilización fue pacífica y participaron trabajadores y sus familias, vecinos, integrantes de la comisión directiva de Camioneros, afiliados y hasta un grupo de desocupados. Al cerrar la actividad, Rubén Belich expresó que sólo la unidad de los empleados puede llevarlos a buen puerto. Garantizó el compromiso del gremio con el bienestar de los choferes y las familias que dependen de su puesto en Mirasal. Reiteró la necesidad de una mesa de diálogo con las empresas y el gobierno, para discutir seriamente el futuro del sector petrolero local.

Este mediodía hubo otra marcha, esta vez en inmediaciones de la planta de YPF. Nuevamente se expresó el deseo de que Mirasal continúe vinculada a la petrolera estatal, conservando su actual staff. Los trabajadores no bajan los brazos y adelantaron que seguirán con la protesta hasta que aparezcan las soluciones. Hoy fueron recibidos por la intendente Sabina Costa y mañana jueves habrá otro encuentro, ya con representantes del gobierno provincial. Se espera la presencia del Secretario de Energía, Sebastián Caldiero, delegados sindicales y voceros de las contratistas o de YPF.

Compartir!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •