LA COPA SE QUEDA EN RÍO NEGRO

Este fin de semana se realizó en Neuquén Capital el Torneo Interprovincial de Camioneros. La copa ‘Hugo Moyano’ se puso en juego con 17 delegaciones de todo el país. El sindicato rionegrino debutó en el certamen nacional con pocas expectativas, pero logró transitar con éxito el camino hacia la gran final. El domingo disputaron un vibrante cruce con Chubut y dieron la vuelta olímpica. De la mano del fútbol, Camioneros Río Negro le dio otra alegría a los afiliados.

“La verdad, sorprendidos por este equipo armado con trabajadores de diferentes empresas que le ganó a equipos que ya venían jugando. No estábamos preparados, lo decidimos a último momento. Estos muchachos pusieron toda la garra en la cancha. Una sorpresa la manera de jugar al fútbol. Felicitaciones para ellos por el esfuerzo que han hecho” expresó Rubén Belich. “Fue apasionante, ver la alegría de los muchachos. No termina acá, ahora tenemos que comprometernos con ellos porque se lo merecen. Nos llena de orgullo la presencia de otras provincias en la zona, que se quedaran sorprendidos por lo que tenemos en Allen. Se ve que se invierte lo que aportan los trabajadores. Es una satisfacción que vean lo que se hace en Neuquén y Río Negro”, agregó el secretario general. “Un torneo sirve para relajarse un poco, dejar de lado las preocupaciones. Tenemos mucha incertidumbre por los puestos de trabajo. Uno conoce otros compañeros, se unen, ojalá que sigan este tipo de encuentros”, afirmó Belich.

El equipo rionegrino se armó sobre la marcha, a días de iniciar el torneo. Participaron 17 delegaciones y la gran mayoría venía entrenando y jugando, con el objetivo claro de ganar el certamen. Sin embargo, el plantel de Camioneros Río Negro fue superando cada instancia con actitud y destreza. Los dirigidos por Adrián Huenumilla debutaron el viernes ganándole a Neuquén y a Santiago del Estero. Clasificaron en el primer lugar de la tabla y superaron luego a Rosario, uno de los candidatos a quedarse con la copa. Consagrados como uno de los mejores 4 del torneo, el plantel rionegrino fue por más y accedió a la final del domingo al mediodía.

El último cruce no fue apto para cardíacos. Con dos jugadores menos y un empate sobre la hora, Río Negro y Chubut definieron en penales. Hubo 13 tiros al arco hasta que se conoció al campeón 2018. “Los chicos dejaron la vida porque sienten como propio al sindicato. Fueron batallas, jugaron contra monstruos. Jugando 3 partidos por día, salimos muy bien. Agradecemos a las empresas que nos prestaron sus trabajadores”, dijo el técnico.

El torneo fue muy duro, con roces y tensión. En la cancha se jugó a todo o nada. “Es un sueño cumplido, casi nos infartamos todos ahí. La familia entera fue a la final a apoyar. Con 13 penales, el arquero atajó 2 o 3. En todo el torneo le hicieron sólo 1 gol. Se destacó. Todos los chicos pusieron garra. Ibamos ganando 1 a 0, nos echan dos jugadores, aguantamos pero nos empataron y fuimos a penales. Tres veces pudieron hacer el gol y ganar ellos, pero la suerte estuvo de nuestro lado”, explicó.

“Nosotros entramos por la ventana, 20 días antes ni participábamos. Fue todo a último momento, jugando 2 amistosos y al campeonato. No nos tenían en cuenta para la pelea y revertimos la situación“, resumió Huenumilla. “La comisión nos acompañó los 3 días. Los de los chicos, un capítulo aparte. Jugaron contra profesionales, gente con mucha logística, todos de primera línea. Fuimos con humildad y con el respeto que se merece el Sindicato de Río Negro”, sentenció el DT.

Compartir!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •